fbpx
Logo_InstitutoMicroEcologia_Blanco2

¿Hinchazon abdominal constante? Reduce la sal

Nuestra nutricionista Carole Picard analiza el papel crucial que juega la sal en los problemas de hinchazón abdominal.
hinchazón abdominal sal

Comparte:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

 

¿Hinchazón abdominal constante?

Reduce tu consumo de sal

La hinchazón abdominal suele estar producida por gases e inflamación, pero la sal juega un papel clave. Esta hinchazón puede aparecer de forma progresiva a lo largo del día, te levantas con la tripa plana por la mañana y te acuestas como si estuvieras embarazada de 6 meses. La hinchazón se ha convertido en una epidemia. Los síntomas, aunque poco graves y normalizados, pueden ser molestos cuando se cronifican. Existen muchas razones por la cuales aumentan los gases y la hinchazón, y una de ellas es el exceso de sal.

Sal e hinchazón abdominal

Un estudio publicado en The American Journal of Gastroenterology analizo los efectos de la sal en 412 participantes sobre un periodo de 30 días, controlando la dieta. A lo largo del consumo creciente de 50, 100 y 150 mmol de sodio/día, se podía observar un aumento significativo de la hinchazón.

Consumo de sal en España

La OMS recomienda consumir menos de 5g de sal/día (aproximadamente 2 g de sodio) y necesitamos unos 500mg de sodio al día para vivir. En España, como en la mayoría de los países, se consume mas sal que las cantidades máximas recomendadas. Son en especial los adolescentes los que sobrepasan mas los limites con alimentos y bebidas en la cena, y después, los hombres adultos. La sal añadida a la hora de la preparación puede llegar a duplicar la cantidad de sal ingerida por día.

Exceso de sal, peligroso para la salud y la microbiota

Un estudio parecido en Nature sugiere que el exceso de sal altera la microbiota. Esta alteración estaría asociada a la aparición de enfermedades cardiovasculares y enfermedades autoinmunes (a cualquier edad). Tanto en roedores como en humanos, se ha demostrado que afecta el grupo de bacterias protectoras imprescindibles, los Lactobacillus, disminuyendo significativamente su población.

También en otro estudio en mujeres con problemas de hipertensión, no tratadas, se observo que una disminución del consumo de sal permitía un aumento de los acidos grasos de cadena corta (generados por la microbiota protectora) involucrados en la disminución de la presión arterial y de la inflamación. En suma, la reducción del consumo de sal permitiría una mejora de la salud cardiovascular a través de la microbiota y sus productos metabólicos.

¿Cómo reducir la sal para reducir la hinchazón abdominal y mejorar la microbiota?

“La comida sin sal no sabe a nada”: esto es cierto solo en un principio si estas demasiado acostumbrado/a a comer con sal, pero tus papilas gustativas se acostumbran rápido. Además, podrías aprender a disfrutar mas de la comida descubriendo nuevos sabores que no notabas antes a causa de la sal.

La primera etapa consiste en eliminar todos los alimentos procesados (quesos, comidas congeladas, enlatados, cereales del desayuno, etc.) que son por lo general los responsables de la “sal escondida” ya que el contenido en azúcar puede disimular la sal. Recuerda que,  según un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), alrededor del 20% de la sal que consumimos viene integrada en el pan que consumimos cada día.

Además, se estima que en una dieta 100% sin procesados, rica en verduras y frutas y con productos animales en cantidad moderada, el consumo de sal (incluyendo la sal añadida para cocinar) llega alrededor de 1200mg/día. Incluso, sin añadir sal, seria muy difícil llegar a tener carencias de sodio de esta manera. Si te es muy difícil eliminar los procesados, lee las etiquetas, elige los que contienen menos sal, y reemplaza la sal en la preparación de comidas por hierbas frescas y especias.

X