fbpx
Logo_InstitutoMicroEcologia_Blanco2

¿Qué es el intestino permeable?

Carole Picard nos explica qué es, los síntomas, las causas y cómo combatir el intestino permeable.
que es intestino permeable

Comparte:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

 

¿Qué es el intestino permeable?

Intestino permeable o permeabilidad intestinal son términos cada vez más utilizados por la comunidad científica, pero, ¿Es parte de una moda o es algo real?

¿Qué es un intestino permeable?

Primero, el intestino es siempre permeable, de forma selectiva, con lo cual la permeabilidad no es un diagnóstico de por sí. Es la forma en la que pasan los nutrientes y ciertas partículas de nuestro intestino a la sangre. Técnicamente, todo lo que está dentro de nuestro tubo digestivo desde la boca hasta el ano sigue estando fuera de nuestro cuerpo. El papel del intestino es filtrar correctamente lo que tiene que entrar y lo que debe quedarse en el intestino para ser excretado. En este filtro, muchas proteínas son responsable de la correcta selección. Sin embargo, cuando la barrera intestinal se ve afectada, la permeabilidad se puede ver aumentada de forma crónica, lo que provoca el paso de toxinas, bacterias, alimentos mal digeridos y otras partículas a la sangre.

Síntomas de intestino permeable

Se ha relacionado el aumento de permeabilidad con muchas patologías y los estudios actuales sugieren que una barrera alterada con un aumento de permeabilidad puede aumentar la predisposición a ciertas enfermedades o aumentar su progresión. Se ha relacionado con patologías o condiciones como: el síndrome del intestino irritable, la enfermedad celiaca, la enfermedad de Crohn, alergias, intolerancias y sensibilidades alimentarias, diabetes tipo 1, la sensibilidad la gluten no celiaca, problemas de piel como psoriasis, acné, dermatitis atópica y las enfermedades autoinmunes de forma general.

¿Cuál es la causa? Intestino permeable y microbiota intestinal

Las causas son difíciles de establecer, sin embargo, ya sabemos que el aumento de permeabilidad tiene una estrecha relación con una alteración en la microbiota intestinal (disbiosis) y poco sentido tiene valorarlas por separado.  Por otra parte, se ha estudiado la implicación del estilo de vida en el aumento de la permeabilidad intestinal (que aparece junto con la disbiosis): la dieta Occidental, el alcohol, el estrés son factores claves que provocan un aumento de la permeabilidad intestinal y de la inflamación con el paso de lipopolisacáridos (LPS) bacterianos a la sangre.

¿Cómo se evalúa la permeabilidad intestinal?

La zonulina es el marcador por excelencia del aumento de permeabilidad intestinal. Fue descubierta por el doctor Alessio Fasano en 2011. Es una molécula que modula la apertura de las uniones intercelulares (formadas por un conjunto de proteínas que controlan la separación entre las células del intestino) y el paso de macromoléculas. Asimismo, está implicada en la tolerancia y el equilibrio del sistema inmunitario en respuesta al paso de estas moléculas a la sangre. Como resultado, se ha demostrado que la función de la barrera intestinal depende de la zonulina, que se ha visto implicada en enfermedades inflamatorias crónicas incluyendo enfermedades autoinmunes, metabólicas y tumorales.

En suma, medir la zonulina en heces sería parte del puzle para buscar las causas de una alteración de la permeabilidad intestinal, pero recuerda que siempre está relacionada con una alteración en la microbiota. Con lo cual, evaluar la disbiosis intestinal puede completar el puzle en el caso de buscar el origen de un problema de salud asociado a un aumento de permeabilidad intestinal.

¿Pero entonces, se puede mejorar la permeabilidad intestinal?

Existen varias opciones terapéuticas para cuidar la barrera, la mucosa intestinal, y siempre se debe hacer con las recomendaciones de un profesional de salud. Varios factores están relacionados con el equilibrio de la permeabilidad intestinal: la microbiota intestinal, pero también diversas vitaminas y moléculas han demostrado científicamente sus efectos en el equilibrio y la integridad de la barrera intestinal:

Por otra parte, debemos recordar el impacto del estilo de vida en el aumento de la permeabilidad intestinal y es imprescindible que sea parte de la estrategia terapeutica (dieta, alcohol, estrés, sueño, etc).

X