fbpx
Logo_InstitutoMicroEcologia_Blanco2

Dolor de regla: ¿Podría ser una endometriosis? Síntomas, tratamientos, prevención

endometriosis

Comparte:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

 

Dolor de regla: ¿Podría ser una endometriosis? Síntomas, tratamientos, prevención

La endometriosis es una patología ginecológica que toca el 10% de la población femenina aproximadamente, pero en muchos casos no está diagnosticada. Consiste en una proliferación cíclica, estrógeno-dependiente de tejido parecido al que normalmente recubre el interior del útero (endometrio). Este tejido se comporta de forma cíclica al igual que el endometrio: crece, se deshace y sangra. Afecta más comúnmente a los ovarios, las trompas de Falopio y el tejido que recubre la Pelvis. No es raro localizarlo en los intestinos, el diafragma o la cavidad pleural. A  diferencia del tejido dentro del endometrio durante el periodo menstrual, este tejido no tiene forma de evacuarse y puede formar quistes, fibrosis que hace que los tejidos se peguen entre sí. Esta proliferación de células crea lesiones que activan el sistema inmunológico con liberación de citoquinas proinflamatorias.

Existen 4 grados de la patología según la localización, el número, el tamaño de los implantes endometriales.

Síntomas y complicaciones

Algunas mujeres son asintomáticas, pero por lo general, la endometriosis genera dolores fuertes parecidos a calambres que aumentan durante el periodo menstrual o alrededor. Si el tejido se propaga a zonas alejadas de los órganos pélvico, en ciertos casos se pueden experimentar dolores parecidos a una ciática, dolores intestinales o rectales. El dolor es distinto según la sensibilidad de cada mujer, pero se reconoce por su intensidad, su cronicidad y su persistencia. Es posible que los dolores aparezcan al andar, durante una relación sexual o durante la digestión.

Otros de los síntomas frecuentes son: problemas de fertilidad en el 30 a 50% de los casos, sangrado fuera del periodo menstrual, hinchazón abdominal, diarrea o estreñimiento, problemas al orinar y puede ir asociada al síndrome del colon irritable, lo que lleva frecuentemente a errores de diagnóstico.

Según una publicación en el Oxford Academic Journal, se han estudiado casos de mujeres afectadas por endometriosis que sufren alteraciones del sistema nervioso como la depresión y que ven su calidad de vida disminuir drásticamente.

En raros casos la endometriosis puede ser letal, sin embargo se han observado complicaciones cuando el tejido se acumula en la parte ileal del intestino: el tejido puede sangrar y crear una cicatriz que provoca una obstrucción intestinal (1 a 7% de los casos).

La endometriosis puede provocar complicaciones en el embarazo: se observa una posible relación entre mujeres que sufren de endometriosis y embarazos ectópicos, con un óvulo que se implanta y crece fuera de la cavidad principal del útero, por ejemplo en las trompas de Falopio en la mayoría de los casos.

Menstruación: el dolor no es molestia y no es normal

El hecho de que la menstruación sea todavía un tema tabú en la sociedad puede ralentizar el diagnóstico. Tenemos la costumbre de escuchar en el entorno que el dolor de regla, llamado dismenorrea, es un fenómeno normal. Sin embargo, ¿Por qué un fenómeno fisiológico natural que indica que la mujer está sana debería producir dolor crónico, que, en ciertos casos llega a invalidar a la mujer? En la fundación británica Wellbeing of women, que finanza la investigación para la salud reproductiva, los expertos reconocen que hay poca investigación sobre el dolor relacionado con el periodo en parte porque las mujeres no se quejan, por tabú. Los científicos expertos de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología Obstétrica) y de la Unidad del Dolor de la Paz insisten en que observarse y quejarse a tiempo es fundamental para obtener un tratamiento adecuado ya que el uso cotidiano de antinflamatorios o derivados de morfina tienen efectos secundarios sobre la salud.

Tres médicos franceses, expertos en endometriosis, del hospital Saint-Joseph en Paris, Delphine Lhuillery, médico del dolor, Érick Petit, radiólogo y Éric Sauvanet, cirujano ginecólogo obstétrico, describen la patología en su libro “Tout sur l’endométriose”, 2019, (“todo sobre la endometriosis”) esta enfermedad que afecta un 20% de la población femenina en Francia. Insisten en que sentir dolor durante la regla no es normal y es clave encontrar un profesional de la salud especializado para determinar la causa.

No olvidemos que, si se descarta la endometriosis, el dolor puede ser la consecuencia de otro problema de salud como: ovarios poliquísticos, miomas en el útero, infecciones de la zona pélvica o incluso un exceso de estrógeno debido al tipo de alimentación y estilo de vida. En cualquier caso, cuando se ha encontrado la causa con un especialista, el seguimiento con un nutricionista es esencial para adaptar la alimentación.

Diagnóstico y tratamiento actual

Los estudios coinciden en que el diagnóstico puede tardar unos años antes de ser acertado correctamente. El diagnóstico más seguro se obtiene por laparoscopia, una operación quirúrgica menor para encontrar o retirar las proliferaciones, pero al ser invasivo se evita si sólo  tiene un fin observacional.

Los tratamientos de la endometriosis se centran principalmente en la mejora de la calidad de vida: control de los síntomas (dolor), eliminación de tejidos implantados que pueden llegar a ser problemáticos, control del nivel de hormonas, mejora del sistema inmunitario, adaptación de la alimentación y el estilo de vida, etc..

Todavía no existe ninguna cura para la enfermedad, pero se podría abordar con un enfoque preventivo o con el objetivo de disminuir la evolución de la enfermedad y mejorar la calidad de vida. En esta etapa, el seguimiento con un nutricionista es esencial para modular, a través de la alimentación y de una suplementación adecuada, el metabolismo de las hormonas, el estrés oxidativo característico de la patología,  la inflamación y el sistema inmunológico.

X