fbpx
inflamación y salud

Inflamación y su control para mejorar la salud

La inflamación en el organismo muchas veces pasa inadvertida. Puede desencadenarse por múltiples factores asociados con el estilo de vida y producir síntomas muy diversos que empeoran la calidad de vida. Hoy te contamos cómo puedes detectar si tienes inflamación en tu organismo y qué hacer para solucionarla

Inflamación orgánica ¿Por qué se produce?

La inflamación se produce como consecuencia de reacciones excesivas del sistema inmunológico. El sistema inmunológico debe protegernos cada día, no solo de microorganismos perjudiciales, si no también de los tóxicos, de alimentos, medicamentos etc… con los que entramos en contacto cada día. En este sentido, existen alimentos que pueden favorecer la inflamación, y que dependen en gran medida de cada persona.

En los últimos años se ha hecho una campaña negativa en contra de alimentos como los lácteos, o de componentes alimentarios como el gluten o la lactosa. Pero lo cierto es que las reacciones inflamatorias asociadas a su consumo dependen de cada paciente, así como del grado de exposición a ellos. Así, es probable que una persona que consuma mucha leche, tenga reacciones inflamatorias en su organismo asociadas a su consumo, lo cual no sucedería en una persona que lo consume de manera moderada y rotativa.

Por otra parte, la Microbiota intestinal entrena al sistema inmunológico, y determinados grupos microbios que viven en nuestro interior son capaces de reducir la inflamación y contrarrestar los efectos negativos de factores de nuestro entorno. Así, una persona con disbiosis intestinal puede tener más tendencia a los estados inflamatorios.

Inflamación orgánica ¿Qué consecuencias tiene para la salud?

Aunque la inflamación tiene una función en el organismo, que consiste en protegernos y en la regeneración de los tejidos, cuando se produce inflamación de manera continuada en el tiempo, las células no pueden funcionar correctamente. Esto puede llevar a dificultades en el metabolismo celular (problemas endocrinos, cansancio, sensación de irritabilidad, alteración del pH orgánico) y en casos muy continuados afectar la expresión del ADN de las células y favorecer la aparición de tumores.

No obstante, hay mucho que cada día podemos hacer en nuestras casas para poder controlar la inflamación orgánica y contrarrestar sus efectos negativos. Lo mejor es hacer una detección precoz de estos estados inflamatorios y de sus consecuencias para poder tratarlas lo antes posible

Inflamación ¿Qué hacer para detectarla y controlarla?

Para detectar la inflamación, es necesario fijarse en los síntomas (cansancio, dolor difuso, irritabilidad, problemas intestinales…). También puede realizarse una prueba de anticuerpos IgG frente a alimentos. Cuando estos niveles de anticuerpos se encuentran aumentados, se producen reacciones inmunológicas excesivas que inflaman el organismo.

Por otra parte, la microbiota intestinal es clave en la salud, y el intestino es la vía de entrada para muchos de los factores que inflaman el organismo. Puede realizarse un test de disbiosis intestinal, que definirá qué grupos funcionales de la microbiota se encuentran alterados. Un correcto diagnóstico es necesario para así poder tratar y corregir las alteraciones.

La realización de ambas pruebas, el test de sensibilidad a los alimentos y el de disbiosis intestinal, ofrece una visión global del estado inflamatorio del organismo, y del estado de la microbiota intestinal. Esta visión conjunta permite corregir la alimentación y mejorar la microbiota, consiguiendo con ello unos efectos más rápidos en la recuperación y en la calidad de vida

Puedes contactar con nosotros en llamando al 918459876 y te contaremos cuál es la prueba diagnóstica más adecuada en tu caso

ver más analíticas
2019-10-23T12:44:48+00:00Etiquetas: , , |

Hola, ¿tienes alguna pregunta?

Rellena nuestro FORMULARIO DE CONTACTO y te contestaremos en la mayor brevedad posible.

También puedes contactarnos a través del teléfono +34 918 459 876 o del e-mail info@microecologia.com