fbpx
Dieta FODMAP - Laboratorio Cobas

Síndrome de colon irritable:

¿me ayudará una dieta FODMAP?

Con frecuencia las molestias del colon irritable se deben a intolerancias alimentarias. Por esto se oye hablar mucho de la dieta FODMAP para su tratamiento. Esta estrategia dietética puede aliviar los problemas de intestino irritable, pero no en todo el mundo. Que la dieta funcione o no depende también de la microbiota intestinal.

¿Qué es la dieta FODMAP?

La dieta FODMAP consiste en realizar una retirada de determinados tipos de azúcares en la alimentación. LA “F” y la “O” hacen referencia a oligosacáridos fermentables, que son glúcidos formados de varias unidades de azúcar que normalmente son fermentados por la microbiota intestinal. Se encuentran, por ejemplo, en legumbres y vegetales como la alcachofa. La “D” proviene de la palabra disacárido. El azúcar de la leche, la lactosa, contiene dos moléculas de azúcar (una de glucosa y una de galactosa) y es por lo tanto un disacárido. La “M” viene de la palabra “monosacárido” que es la unidad de azúcar más pequeña, e incluiría la fructosa que está formada por una única molécula de azúcar. Por último, la “P” es la abreviatura de polioles, que incluye sustitutos del azúcar como sorbitol, manitol, xilitol y maltitol.

¿Cuándo está indicada una dieta FODMAP?

En personas sanas, los azúcares mencionados generalmente no causan ningún problema. Sin embargo, en pacientes en los que la absorción o la digestión de azúcares como la fructosa o la lactosa se encuentra disminuida, estos azúcares pueden llegar a tramos distales del intestino donde pueden provocar fermentaciones anómalas y causar diarrea al atraer agua a la luz intestinal. La cantidad de gas que se produce durante la fermentación bacteriana depende de la composición de la microbiota intestinal.

Riesgos de la dieta FODMAP

Hay que tener en cuenta que la dieta FODMAP limita mucho el consumo de fibra, la cual es vital para el crecimiento y mantenimiento de una microbiota intestinal saludable. Es por esto que una dieta FODMAP a largo plazo puede perjudicar la microbiota, por lo que debe realizarse siempre bajo supervisión de un profesional sanitario experto, tras haber diagnosticado específicamente si existe alguna intolerancia, teniendo en cuenta que aunque la sintomatología mejore al retirar los azúcares, el tratamiento también debe ir enfocado a recuperar la microbiota beneficiosa que permite la estabilidad del medio intestinal a largo plazo.

Los pacientes con colon irritable pueden beneficiarse mucho de los estudios de microbiota intestinal, los cuales permiten diagnosticar si existe una disbiosis y valorar los desequilibrios en los diferentes grupos microbianos de homeostasis intestinal. En base a las alteraciones encontradas pueden administrarse los probióticos y prebióticos necesarios en cada caso concreto para reforzar los grupos debilitados, corregir los sobrecrecimientos y reeducar la respuesta inmunitaria que puede haberse visto alterada por la disbiosis.

2018-12-17T12:28:35+00:00Etiquetas: , |

Hola, ¿tienes alguna pregunta?

Rellena nuestro FORMULARIO DE CONTACTO y te contestaremos en la mayor brevedad posible.

También puedes contactarnos a través del teléfono +34 918 459 876 o del e-mail info@microecologia.com