fbpx
Logo_InstitutoMicroEcologia_Blanco2

Candidiasis de repetición ¿Por qué se producen?

Nuestra nutricionista Marta Moreno nos cuenta qué son las candidiasis de repetición y qué papel tiene nuestro intestino
candidiasis de repetición

Comparte:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Las candidiasis son infecciones producidas por el hongo cándida. Estas infecciones se producen en cualquier mucosa del organismo y no sólo en la vagina.

Candidiasis, ¿Por qué se producen?

Cándida es un hongo que vive con nosotros de manera habitual y participa en funciones como el metabolismo de los hidratos de carbono.

El problema aparece cuando hay una alteración de la microbiota intestinal, es decir, una disbiosis. Cándida aprovecha para crecer y cambiar de forma y es entonces, cuando provoca la infección.

La infección por Cándida spp. Se conoce como candidiasis. En la creencia popular, se piensa que las candidiasis sólo afectan a las mujeres produciendo candidiasis vaginal, pero esto no es así.

Cándida se puede desarrollar en cualquier mucosa del organismo produciendo entre otras, candidiasis intestinal o bucal.

Las infecciones por cándida suelen aparecer después de un desequilibrio hormonal, de toma de antibióticos o de algún proceso como quimioterapia o cirugía.

Candidiasis de repetición

En muchas ocasiones, las candidiasis vuelven a aparecer. Esto es lo que conocemos como candidiasis recidivantes o de repetición.

Estudios muestran que las candidiasis de repetición ocurren porque existe un reservorio intestinal. Este reservorio sería el responsable de que cándida translocase de unas mucosas a otras volviendo a producir infección después de “erradicarla”.

Es entonces cuando nos planteamos que existe una disbiosis intestinal con sobrecrecimiento de cándida y, por tanto, orientaremos el tratamiento hacia candidiasis intestinal.

¿Qué síntomas produce la candidiasis?

Aunque

A nivel intestinal hay un aumento de gases e hinchazón, diarreas o estreñimiento, mayor apetencia por alimentos dulces y aumento de la sensibilidad alimentaria (todo me sienta mal)

En cuanto a la candidiasis vaginal hay un aumento de picor y dolor en la zona vaginal y un exceso de secreción vaginal blanca y espesa.

Cándida produce más de 80 toxinas diferentes y puede bloquear rutas de neurotransmisores afectando a nuestra concentración, tranquilidad e incluso sueño y provocando cambios de humor.

Además, se ha asociado con la candidiasis el síndrome de fermentación automática, es decir, personas con candidiasis que no han bebido alcohol muestran síntomas asociados a la ebriedad.

Otros de los síntomas que se pueden asociar al sobrecrecimiento de cándida son la histaminosis alimentaria no alérgica, alteraciones del sistema inmune, problemas cutáneos como eczemas o urticarias y desequilibrios hormonales.

¿Qué podemos hacer si existen candidiasis de repetición

Lo primero es entender que, si se están produciendo varias infecciones por cándida al año, existe un reservorio intestinal.

  1. Podemos llevar una dieta para candidiasis, basada en alimentos lo mínimo procesado y sin azúcares añadidos evitando, además, productos lácteos y gluten.
  2. Realizarnos una analítica de microbiota intestinal donde evaluar si existe un desequilibrio microbiano y la presencia de cándida. Con esto podemos ver si existe sobrecrecimiento de cándida a nivel intestinal y podremos orientar así el tratamiento siempre de la mano de un profesional de salud.
  3. Podemos añadir a nuestra alimentación para candidiasis alimentos probióticos y antifúngicos naturales como el orégano, ajo o los clavos de olor.
X