fbpx
Logo_InstitutoMicroEcologia_Blanco2

Alimentación adecuada para la candidiasis

candidiasis

Comparte:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

 

Alimentación adecuada para la candidiasis

La candidiasis es una infección causada por hongos de la familia candida, principalmente de la Candida Albicans.

Este hongo está presente de forma natural en el organismo y bajo circunstancias de equilibrio bacteriano, el sistema inmune tiene la capacidad de mantener a raya este microorganismo e impide su excesiva proliferación.

Pero, en determinadas situaciones, el sistema inmune no puede mantener bajo control la población de C.albicans y puede llegar a proliferarse de tal manera que causa un proceso infeccioso.

  • alimentación demasiado rica en azúcares simples y procesados,
  • uso continuado de algunos medicamentos (antibióticos, corticoides, anticonceptivos…),
  • ingesta de tóxicos,
  • enfermedades endocrinas como diabetes o hipotiroidismo,
  • alteraciones del sistema inmune,

Por supuesto, esta infección por candida requiere un tratamiento y la elaboración de un plan alimentario personalizado para corregir la desviación en la funcionalidad de la microbiota intestinal.

¿Qué comer en caso de candidiasis?

  • Aumentar el consumo de alimento del reino vegetal:
    • Mayormente vegetales y hortalizas de color verde por su alto contenido en fibra y bajos en almidón. Alcachofa, espárrago, crucíferas, pepino, apio…
    • Frutas: cítricos, pera, manzana, arándanos, frutos rojos… Evitando aquellos con alto contenido en almidón (plátano) y fructosa (uvas, higos, frutas desecadas, zumo de frutas…)
    • Grasas ricas en ácidos grasos poliinsaturados: aguacate, semillas de chía, lino, sésamo…
    • Alimentos fermentados ricos en probióticos y probióticos, Kéfir, kimchi, té kombucha, chucrut…
    • Proteína vegetal: legumbres, quinoa, bulgur…
    • Polifenoles por su acción antioxidante y antiinflamatoria, AOVE, aceite de coco, especias como el orégano, frutos secos, semillas, té verde.
  • En cuanto al reino animal:
    • Reducir el consumo de proteína y grasas animales.
    • Fomentar el consumo de pescado blanco y azul.
    • Consumir preferiblemente lácteos fermentados de cabra (kéfir, queso o yogur).

¿Qué NO comer en caso de candidiasis?

  • Azúcares rápidos: dulces, alimentos procesados o precocinados, salsas, snacks, harinas refinadas…
  • Grasas refinadas y procesadas.
  • Edulcorantes artificiales.
  • Lácteos de vaca.
  • Alcohol, bebidas edulcoradas, refrescos…
  • Productos cárnicos procesados: embutidos, salchichas…
  • Gluten

*Las conocidas como dietas anticandidas que proponen la eliminación total de frutas, muchos vegetales y productos fermentados no han demostrado hasta el momento eficacia terapéutica.

X