fbpx
Logo_InstitutoMicroEcologia_Blanco2

Eje intestino cerebro. ¿Sabes cómo están conectados?

Itziar Digón nos explica qué es el eje intestino cerebro y su funcionamiento. Más información en nuestro blog.
eje intestino cerebro

Comparte:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

 

Eje intestino cerebro. ¿Sabes cómo están conectados?

Una de las grandes revoluciones científicas de los últimos tiempos, que se sigue investigando, es saber cómo están conectados el intestino y el cerebro, pues bien, esta relación tan estrecha se denomina eje microbiota-intestino-cerebro y mantienen una comunicación bidireccional y dinámica.

¿Cómo están conectados intestino y cerebro?

Para entender esta comunicación entre ambos órganos, es importante saber que el intestino cuenta con su propio sistema nervioso, un sistema nervioso intestinal que podemos entender como un órgano más del cuerpo. Se le conoce como segundo cerebro.

El sistema nervioso entérico (SNE) está compuesto por una red de 100 millones de neuronas y glía, una milésima parte de las que tiene el cerebro y tantas como las que tiene la médula espinal.

Está conectado con el SNC y no sólo se encarga de mantener el equilibrio grastrointestinal, sino que también “percibe” y tiene influencia sobre los sentimientos, emociones, motivaciones y funciones cognitivas superiores. Otra de sus funciones es mantener la integridad de la mucosa intestinal que es donde reside la microbiota. Podríamos decir que parte de nuestra mente, depende del sistema nervioso del intestino(SNE).

Papel de la microbiota intestinal en el eje intestino cerebro

Según los estudios, la microbiota intestinal, más allá de sus funciones metabólicas y de efecto barrera, también tiene un papel clave en la regulación, en la modulación y la comunicación de este eje microbiota-intestino-cerebro.

Esto es así ya que distintas bacterias residentes en nuestro intestino producen neurotransmisores que van a ser clave en este eje intestino cerebro.

Conexión intestino cerebro: Una conversación

  • Nervio vago. Es el principal canal de comunicación. Se llama así porque “vaga” por todo el cuerpo iniciando su recorrido en la cabeza, recorriendo todos los órganos vitales para finalizar en el colon. Envía señales al SNC sobre todos los órganos internos.
  • Sistema circulatorio. Es el encargado de distribuir diferentes sustancias producidas por la microbiota intestinal. Estas sustancias son:
    • Serotonina: La serotonina, la llamada hormona de la felicidad que influye en el control de las emociones y del estado de ánimo, regula el apetito y las llamadas del cuerpo a determinados alimentos es sintetizada en un 90% en el intestino.
    • Triptófano: se trata de un aminoácido precursor de la formación de serotonina y su producción se ve regulada por la microbiota.
    • Dopamina: otro neurotransmisor producido por la microbiota conjunciones reguladores de la motivación.
    • GABA que es un neurotransmisor calmante que tiene como función inhibir el SNC.
    • Acidos grasos de cadena corta (AGCC): que contribuyen en el mantenimiento de la integridad de la mucosa intestinal.
  • Sistema inmune, que activado por la microbiota, libera citoquinas que actúan sobre el SNC.

Todos estos metabolitos producidos por la microbiota intestinal actúan como palabras para que intestino y cerebro puedan tener una conversación y entenderse. Cuando existe una disbiosis intestinal, se altera la producción de estos metabolitos comprometiendo esta comunicación.

Por eso se dice que el intestino siente y el cerebro procesa la información.

Autora: Itziar Digón, psicóloga especializada en alimentación emocional.

X