fbpx
Logo_InstitutoMicroEcologia_Blanco2

Dieta paleo y su impacto en la microbiota intestinal

Marta Moreno nos cuenta qué es la Dieta Paleo, que impacto tiene en la microbiota intestinal y por qué se ha puesto tan de moda.
dieta paleo microbiota

Comparte:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

 

Dieta paleo y su impacto en la microbiota intestinal

La dieta paleo ha cobrado en los últimos años mucha popularidad al plantearse como una dieta para perder peso y para cuidar nuestra salud intestinal.

¿En qué consiste la Dieta Paleo?

La dieta paleo, se fundamenta en el estilo alimentario que había en el Paleolítico.

Se basa en la idea de que el cuerpo humano no ha evolucionado para digerir los alimentos modernos y, por tanto, estos causarían inflamación.

Esta dieta se basa en:

  • Alto consumo de frutas y verduras
  • Medio-alto consumo de carne, pescado y huevos
  • Frutos secos y semillas

Y excluye los cereales integrales, legumbres, lácteos, aceites refinados y todo tipo de ultraprocesados.

¿Por qué se plantea la dieta paleo como buena para mantener la salud intestinal?

La base de esta dieta es que el genoma humano no ha evolucionado y que, por tanto, alimentos como cereales integrales, legumbres, aceites y ultraporcesados estarían aumentando nuestra permeabilidad intestinal y generando inflamación.

Lo que se hace en la dieta Paleo es eliminarlos de la alimentación para que no exista este aumento de permeabilidad y así que no se produzcan enfermedades autoinmunes e inflamatorias.

Los estudios publicados hasta la fecha muestran conclusiones muy diversas ya que, que las legumbres y los cereales integrales causen inflamación está muy discutido.

Pero lo cierto es, que varios protocolos autoinmunes emplean este tipo de dieta.

Impacto de la dieta paleo en la microbiota intestinal

Aunque la dieta Paleo elimine cereales integrales y legumbres (fuente de fibra dietética), sigue siendo una dieta alta en fibra debido al consumo de frutas y verduras.

Diversos estudios, han mostrado que este tipo de dieta aumenta la diversidad bacteriana. Este aumento de diversidad se relaciona con un mayor estado de salud.

Podemos atribuir estos beneficios al consumo de frutas y verduras, pero no podremos dar conclusiones definitivas sobre la eliminación de granos y legumbres de la alimentación (al menos por ahora).

Otros estudios, muestran que este tipo de alimentación al ser rica en proteína animal conlleva un aumento de bacterias proteolíticas.

Estas bacterias cuando están en rangos de normalidad ayudan a digerir las proteínas, pero cuando aumenta su población se comportan como patógenos causando inflamación y aumento de pH.

Además, este alto consumo de proteína animal se asocia a un aumento del TMAO. Relacionado a su vez, con obesidad y enfermedades cardiovasculares.

¿Dieta Paleo o Dieta Mediterránea?

Estas dietas no son iguales, pero sí se parecen en cierto modo. Ambas promueven el consumo de alimentos tradicionales no procesados, pero con la diferencia de que la dieta mediterránea si incluye cereales integrales y legumbres.

Hasta la fecha, la dieta mediterránea es una de las dietas para cuidar la microbiota y la salud general.

Existen varios estudios que comparan ambas dietas obteniendo resultados no esclarecedores ya que estos van a depender de cómo se realicen ambas dietas y de cada persona.

Así bien no podemos decir que la Dieta Paleo sea mejor que la Mediterránea y viceversa, todo dependerá de la persona que la realice según sus gustos y preferencias.

Como conclusión

Para concluir, si podemos decir que aceites refinados, azúcares y ultraprocesados están implicados en una alteración de nuestra microbiota intestinal, y que su consumo puede alterar la integridad de barrera aumentando la permeabilidad intestinal y generando inflamación.

Pero en lo referente a la eliminación de cereales integrales y legumbres de la dieta, hacen falta más estudios para poder establecer una recomendación verídica.

X