fbpx
Alergia alimentaria

Sensibilidad a los alimentos, microbiota y permeabilidad intestinal

La Sensibilidad a los alimentos se relaciona de manera muy directa con la microbiota y la permeabilidad intestinal. El intestino es una pieza clave del sistema inmunitario, ya que en él tienen lugar el 80% de las reacciones inmunitarias. Constituye una barrera protectora muy eficaz contra las bacterias, virus y otros patógenos, e impide el paso a la sangre de restos de alimentos no digeridos.

Nuestro cuerpo ha desarrollado la capacidad de tolerar los alimentos cuando están completamente digeridos y cruzan la barrera intestinal de forma adecuada. En un intestino “permeable” (que consiste en un aumento anormal de la permeabilidad intestinal) la barrera intestinal se altera, permitiendo el paso a la sangre de fragmentos de alimentos no digeridos, endotoxinas y bacterias. La presencia de estas sustancias en la sangre puede causar inflamación, reacciones alérgicas, migrañas, síndrome del intestino irritable, eczema, fatiga crónica, alergias alimentarias, artritis reumatoide, etc.

Causas de un aumento de permeabilidad intestinal

Un aumento de permeabilidad intestinal puede ser producido por una disbiosis intestinal, infecciones, micosis, medicamentos, estrés, demasiado ejercicio físico o bien por ciertos alimentos consumidos con excesiva frecuencia. El cuerpo detecta este alimento, provocando una respuesta inmunitaria con la producción de anticuerpos IgG (alergia alimentaria tipo III). Estos anticuerpos generan inflamación crónica en el organismo que compromete el estado y funcionamiento de la barrera intestinal a largo plazo. Este aumento de permeabilidad puede alterar a su vez la flora intestinal (microbiota), lo que mantiene o incluso aumenta los síntomas dentro de un bucle.

Qué hacer para corregir la permeabilidad intestinal

Para recuperar una permeabilidad intestinal normal, existen distintas soluciones:

  •  Evitar los alimentos con anticuerpos IgG positivos durante un periodo de tiempo para restaurar una correcta permeabilidad intestinal, mejorar la tolerancia a los alimentos y así ayudar a prevenir la aparición de reacciones inflamatorias, alérgicas o enfermedades autoinmunes.
  • Reequilibrar la microbiota intestinal en caso de disbiosis: se recomiendan alimentos naturalmente ricos en fibra, para mejorar la producción de butirato (fuente de energía principal de las células intestinales y antiinflamatorio muy potente) por las bacterias intestinales y alimentos fermentados como chukrut, kimchi, kéfir de agua, de leche de coco, miso, tempeh, etc. Cuando la microbiota está muy alterada, se recomienda además consumir complementos de prebióticos y probióticos de calidad.

Cómo realizarse un test de sensibilidad alimentaria

La sensiblidad alimentaria a menudo se diagnostica con dificultad debido a la aparición de síntomas de forma retardada, entre 3h y 72h después del consumo del alimento. ImuPro es mucho más que un simple test: permite identificar los alimentos que pueden ser responsables de la aparición de un síndrome del intestino irritable, de migrañas, sobrepeso o problemas de piel. Una dieta de eliminación en una primera fase en la que se excluyan temporalmente los alimentos frente a los cuales existan anticuerpos IgG elevados permite mejorar los síntomas asociados. En una segunda fase se reintroducen de manera progresiva los alimentos para mantener retirados a largo plazo solo aquellos que desencadenen los síntomas. ImuPro ofrece además unas recomendaciones nutricionales personalizadas para cambiar la dieta.

Puedes contactar con nosotros en llamando al 918459876 y te contaremos cuál es la prueba diagnóstica más adecuada en tu caso

ver más analíticas

Hola, ¿tienes alguna pregunta?

Rellena nuestro FORMULARIO DE CONTACTO y te contestaremos en la mayor brevedad posible.

También puedes contactarnos a través del teléfono +34 918 459 876 o del e-mail info@microecologia.com