fbpx
Colon irritable microbiota - IME

Tratamiento del Síndrome

del Colon Irritable

El síndrome del colon irritable supone hasta 1 de cada 4 diagnósticos en la consulta de gastroenterología. Debido a que no existen pruebas específicas que confirmen esta enfermedad, el médico debe basarse en los síntomas y la exclusión de otras enfermedades para establecer un diagnóstico por descarte. Desafortunadamente, el tratamiento del síndrome del colon irritable generalmente va dirigido a lidiar con los síntomas de la enfermedad. Dado que es una patología en cuya aparición pueden intervenir muchos factores, las medidas terapéuticas deben ir encaminadas a corregir los posibles factores desencadenantes.

Síndrome del Colon Irritable: tratamiento solo después de establecer la causa

El mayor problema en el tratamiento del intestino irritable o colon irritable es que es difícil determinar la causa que lo ha desencadenado. Normalmente, si las pruebas solicitadas por el médico no muestran anomalías, se recomienda utilizar medicamentos para aliviar los síntomas:

– Medicamentos para la hinchazón
– Inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol
– Antidiarreicos y laxantes

Sin embargo, es necesario recalcar que, aunque estas medidas pueden controlar los síntomas temporalmente, no resuelven el problema y su uso crónico puede ser perjudicial para la salud. Por lo tanto, para poder pautar el tratamiento más adecuado en cada paciente, vale la pena completar el diagnóstico y verificar si hay alguna enfermedad subyacente como:

– SIBO
Alergia a los alimentos dependiente de IgG (hipersensibilidad a los alimentos)
Disbiosis intestinal
– Intolerancia alimentaria (por ejemplo, a la fructosa o a la lactosa)
– Enfermedad celíaca

Puedes aprender más sobre estas posibles causas del colon irritable aquí.

Síndrome del colon irritable – tratamiento dietético

La alimentación recomendada para el Síndrome del intestino irritable o colon irritable incluye una dieta fácil de digerir, no irritante para el estómago. Por lo general, se recomiendan varias comidas pequeñas al día, evitando los alimentos altamente procesados, etc. Lo ideal es que las recomendaciones dietéticas sean individualizadas y ajustadas a los síntomas y resultados de los análisis del paciente. Por ejemplo, en el síndrome del intestino irritable que cursa con estreñimiento, a menudo se recomienda aumentar la ingesta de fibra en la dieta. En cambio, si la causa del síndrome del intestino irritable es un SIBO, la fibra podría agravar los síntomas. Eliminar los alimentos frente a los cuales hay unos niveles elevados de IgG total puede ayudar a reducir la inflamación de la pared intestinal. Para ello es necesario realizar la prueba ImuPro de alergia a los alimentos mediada por IgG y seguir la dieta de eliminación recomendada.

Síndrome del colon irritable – tratamiento y disbiosis intestinal

La disbiosis intestinal, es decir, el desequilibrio en los microorganismos que habitan en el intestino, puede ser una causa importante del síndrome del intestino irritable o colon irritable. El sobrecrecimiento de bacterias proteolíticas, es decir, aquellas que se ocupan principalmente de la descomposición de las proteínas (también se denominan bacterias putrefactivas) pueden causar flatulencia, dolor abdominal, gases, así como un aumento del peristaltismo intestinal. Por esto es tan importante mantener el equilibrio entre las bacterias proteolíticas y las bacterias beneficiosas con funciones protectoras o muconutritivas. Para ello, se utilizan probióticos con Lactobacilos y Bifidobacterias y una dieta rica en almidón resistente (beneficioso para bacterias encargadas de la nutrición del epitelio intestinal). Sin embargo, hay que tener en cuenta que si un SIBO (Sobrecrecimiento Bacteriano en Intestino Delgado) es la causa del síndrome del intestino irritable, algunos probióticos pueden exacerbar los síntomas.

Síndrome del colon irritable – tratamiento y psique

Existen importantes vías de comunicación nerviosa entre el intestino y el Sistema Nervioso Central a través del eje intestino-cerebro. Por esta razón, los síntomas del síndrome del intestino irritable a menudo están conectados con el estado mental del paciente: el estrés, la depresión, la fatiga pueden ser a la vez la causa y el efecto de los problemas intestinales. Por lo tanto, además del diagnóstico, la dieta y la terapia con probióticos, el equilibrio mental es crucial en el control de esta patología. A veces puede ser útil visitar un especialista: un psicólogo o un psiquiatra, quien recomendará las medidas adecuadas.

Síndrome del colon irritable: ¿Cómo diagnosticarlo y tratarlo?

En resumen, para poder establecer el mejor tratamiento es necesario tener en cuenta las particularidades de cada paciente. Para ello deben considerarse:

– Posibles diagnósticos adicionales para ayudar a encontrar la fuente del problema. El estudio KyberKompaktPRO puede diagnosticar si existe un problema de disbiosis intestinal.
– Dieta de eliminación evitando los alimentos que puedan estar provocando los síntomas. Puede ser necesario introducir, por ejemplo, la dieta FODMAP o la eliminación de alimentos con lactosa, siempre bajo consejo médico.
– Suplementación con probióticos y prebióticos que pueden aliviar los síntomas.
– Asegurar una correcta hidratación.
– Ejercicio físico regular, necesario para el buen funcionamiento del intestino.
– Cuidar el equilibrio mental mediante relajación, clases de yoga, o terapia psicológica en caso de ser necesario.

2019-02-11T10:13:23+00:00Etiquetas: , , , |

Hola, ¿tienes alguna pregunta?

Rellena nuestro FORMULARIO DE CONTACTO y te contestaremos en la mayor brevedad posible.

También puedes contactarnos a través del teléfono +34 918 459 876 o del e-mail info@microecologia.com